jueves, 13 de septiembre de 2007

Soledad 1º

En un banco del parque, un hueco.
Y yo, sentado entre nubes de polvo, esperando.

martes, 4 de septiembre de 2007

PARENTESIS 1º

Está es la primera vez que escribo en mi blog sin contar ninguna historia, ni introducir ninguna cita o foto. No voy a cambiar de linea el blog, que comienzo a sospechar que leo yo solo, sino que después de un verano largo (y sin conexión) he decidido que también puedo introducir alguna reflexión, comentario o experiencia que me pueda ser util y que pueda interesar a alguien. Como inicio introduzco una reflexión, que no es mía (ya me estoy contradiciendo), leída este verano:

"Se presume ostentosamente de no tener tiempo. De tal manera que los haraganes, que nada hacen y nada tienen que hacer, se dan tono de no disponer de un minuto. Declararse frecuente"... " sin una hora libre, año tras año, confiere respetabilidad, inspira confianza a los conciudadanos y eleva poco a poco hacia el patriciado. Nadie sabe a dónde puede llevar, hábilmente administrada, la fama de hombre ocupadisimo; muchas veces aúpa más que el verdadero trabajo. El Tartuffe comtemporáneo no se jacta de virtudes; sí de quehaceres. Y si consagra unas horas de ocio es porque en ellas se fortalecen y renuevan sus energías para el negocio."... " El fantasma que más atemoriza a los jóvenes que prometen, y a los maduros que ya han cumplido, es el de "perder el tiempo". Por miedo a no perder el tiempo sin hacer nada se malgasta, se derrocha el tiempo precioso, en numerosa simulaciones de hacer algo, y que son auténticas nadas. Descuella la sociedad contemporánea, acaso inspirad por el Príncipe de las Tinieblas, en el ingenio y las fatigas con que se emplea en organizar la nada y, dorando casi siempre la píldora con el cómodo título de distracciones, en ponérsela al alcance ya al individuo solitario, ya a la muchedumbre." Pedro Salinas. Defensa de la carta misiva y la correspondencia epistolar.

Y estas palabras en las que uno, a veces, se identifica, están escritas en 1954. ¡Qué poco hemos cambiado!