viernes, 1 de febrero de 2008

Los instrumentos que me gustan 1º.

En general soy un bastante aficionado a la música. He de decir que me gustan muchos estilos, aunque creo que me gusta más la música "sin estilo" (difícil de clasificar). Hay tres instrumentos que son mi debilidad: el acordeón, el clarinete y por último la zanfona. Vamos a comenzar está pequeña serie por este último. La primera persona a la que se la oí tocar fue a Amancio Prada y desde que la escuché no he dejado de buscar interpretes que tocaran con ella. No he descubierto muchos pero he dado con uno que creo que es un maestro y que, además, le ha dado una dimensión nueva a este instrumento (ya estoy hablando de más). Se trata de Germán Díaz, desgraciadamente tiene muy pocos discos (Del que vamos a hablar ahora - PI/ MÚSICA PARA MANIVELAS- y otro que se llama EL JERSEY DE CLAUDIA) aunque también ha grabado con un grupo que se llama RAO. Este disco lo podéis encontrar en la página web de PRODUCCIONES EFIMERAS una discográfica singular que tiene una música realmente bonita. Bueno, a mí me encanta oír música y leer por eso os propongo esta lectura mientras escuchais este tema:

Casi Katzensilber-sin fa-

ODA AL PRESENTE.


Este
presente
liso
como una tabla,
fresco,
esta hora,
este día
limpio
como una copa nueva
-del pasado
no hay una
telaraña-,
tocamos
con los dedos
el presente,
cortamos
su medida,
dirigimos
su brote,
está viviente,
vivo,
nada tiene
de ayer irremediable,
de pasado perdido,
es nuestra
criatura,
está creciendo
en este
momento, está llevando
arena, está comiendo
en nuestras manos,
cógelo,
que no resbale,
que no se pierda en sueños
ni palabras,
agárralo,
sujétalo
y ordénalo
hasta que te obedezca,
hazlo camino,
campana,
máquina,
beso, libro,
caricia,
corta su deliciosa
fragancia de madera
y de ella
hazte una silla,
trenza
su respaldo,
pruébala,
o bien
escalera!

Sí,
escalera,
sube
en el presente,
peldaño
tras peldaño,
firmes
los pies en la madera
del presente,
hacia arriba,
hacia arriba,
no muy alto,
tan sólo
hasta que puedas
reparar
las goteras
del techo,
no muy alto,
no te vayas al cielo,
alcanza
las manzanas,
no las nubes,
ésas
déjalas
ir por el cielo, irse
hacia el pasado.

eres tu presente
tu manzana:
tómala
de tu árbol,
levántala
en tu
mano,
brilla
como una estrella,
tócala,
híncale el diente y ándate
silbando en el camino.

De Pablo Neruda. En Nuevas Odas Elemantales.

No tienen ninguna relación, sólo las he unido al azar, pero así realizo las lecturas. Espero que lo difrutéis.

No hay comentarios: