lunes, 7 de abril de 2008

Música y poesía

Estoy crecido. Otro instrumento que me gusta: el clarinete. Aquí, encima está acompañado del acordeón. Yo me sumo a esto con una poesía de Jorge Guillén en su libro Cántico:
Perfilan
Sus líneas
De mozos
Los chopos,
Vividas
Pupilas,
Aplomo
Sin bozo.
¡Huída
La umbria!

A lomos
De arroyos
Se esquivan
Las briznas
Notorios
Contornos,
Jaurías,
Traillas.
¡De hinojos
Los monstruos!

Mejillas
Propicias
Al modo
Moroso
Me brinda
La amiga,
Cogollo
Del gozo.
¡Pericia
De otoño!

No hay comentarios: