martes, 31 de marzo de 2009

Citas 5º.

Hace poco he terminado LA VOZ A TI DEBIDA de Pedro Salinas. Un precioso libro de amor y poesía. Muy recomendable. Como siempre pongo una cita, una de las poesías que más me gusto:

"A la noche se empiezan
a encender las preguntas.
Las hay distantes, quietas,
inmensas, como astros:
preguntan desde allí
siempre
lo mismo: cómo eres.
Otras,
fugaces y menudas,
querrían saber cosas
leves de ti y exactas:
medidas
de tus zapatos, nombre
de la esquina del mundo
donde me esperarías.

Tú no las puedes ver,
pero tienes el sueño
cercado todo de él
por interrogaciones
mías.
Y acaso alguna vez
tú, soñando, dirás
que sí, que no, respuestas
de azar y de milagro
a preguntas que ignoras,
que no ves, que no sabes.
Porque no sabes nada;
y cuando despiertas,
ellas se esconden, ya
invisibles, se apagan.
Y seguirás viviendo
alegre, sin saber
que en media vida tuya
estás siempre cercada
de ansias, de afán, de anhelos,
sin cesar preguntándote
eso que tú no ves
ni puedes contestar.

2 comentarios:

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Es un libro extraño, que a ratos parece muy conceptual para ser amoroso, pero que sin dudarlo es muy amoroso desde su misma raiz.

eL MAQUINISTA dijo...

Es cierto que los amantes (el Tu y el Yo) no parecen de carne y hueso. Esto también me ha ocurrido en otros libros de Pedro Salinas. Es cierto que el amor se concibe más como algo conceptual, como una idea. Pero también es cierto que uno tiene la posibilidad de verse reflejado en la idea y llevarlo a su experiencia. De los que yo he leído, de éste autor, es el más cercano. De todas maneras es curioso, Jorge Guillén, en el prologo a las obras completas de Salinas, nos dice: "Henos ante un amor que es todo un astro independiente, aunque sea realísimo, si no lo más real. Todo queda exaltado: la pasión, la ternura, la sensualidad. En cuerpo y alma los amantes son amantes con ahínco permanente. Lo que se rehúsa es el fondo común. Ningún conflicto con ese "resto" social sobreviene ni puede sobrevenir porque está ya abolido ¿Dónde acontece la aventura? En la más solitaria de las islas: esa soledad que recata (o recataba) siempre a las parejas de enamorados"..." Estos versos no proponen, pues, un amor extravagante sino el más normal en historia normalmente completa. Se funden pensamiento, pasión, ternura, sensualidad, en un vocabulario que sólo admite palabras tensas. La voz al amor debida es apasionada a través de indagaciones anhelantes." ¿Otra manera de verlo? Puede ser.