miércoles, 4 de marzo de 2009

Cuentito 4º

Otro cuentito, algo más largo de lo habitual, espero que alguien lo disfrute:

"Ayer conocí al Tragapalabras. Era un bonito día y todas sus palabras fueron melancólicas y suaves. El sonido, y lo que evocaban, me conducían en una nube que se mecía al son de una brisa suave. Tan pronto estaba en el mar oyendo el romper de las olas, como me encontraba en un bello jardín con una fuente al fondo. Pero, de pronto, se atragantó. Una palabra en mal estado quedó atascada en su garganta. Su semblante cambió, y después de escupir, con desprecio, la letra asesina, prorrumpió en una tormenta de exabruptos y amenazas que me asustaron. Me marche lo más rápido que pude. No sin antes recoger, avergonzado, la infausta palabra.

No hay comentarios: