miércoles, 24 de noviembre de 2010

Citas 9º

Se trate de un hermoso poema sobre la muerte y el poder del recuerdo. Es de J.M. Caballero Bonald, del libro LAS HORAS MUERTAS (1959). Este está recogido de SOMOS EL TIEMPO QUE NO LLEVA, una especie de antología:

En la hora propicia, el solitario
recuenta su esperanza con la misma avidez
que el avariento sus monedas.
No se equivoca nunca la memoria
del que no puede preguntar. La noche
despojada, lo abolido del mundo,
penetran libres hasta el propio centro
del abandono, mientras van los días
gastando su caudal y la tiniebla
furtiva del ayer ronda el recinto
que ocupa la vida.
El solitario
espera aún, se vuelve hacia su propia
libertad despoblada. Los errores
limítrofes, las medianeras culpas
regresan a ser pasto del silencio.
Nadie le dice la palabra. Bajo
la despreciable paz, el tiempo mudo
brota como la flor de la codicia.

El solitario entonces acrecienta
su acopio de esperanzas, colma el yermo
claustro del corazón con su memoria.
Escrita está la cifra del indulto:
mengua su libertad aquel que olvida
que es propio recuerdo quien lo salva.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Canción infantil

Hemos publicado un libro con las nuevas aventuras de Nina y Marta. Se llama "VIAJE AL CORAZÓN DEL ÁRBOL" está ilustrado por Cristina Quiles. Lo podéis descargar aquí: "VIAJE AL CORAZÓN DEL ÁRBOL"

Os dejo una de las canciones escritas, es para ver 'quien se la queda:

Si tengo una carta
para Marta.
Si tengo un moco,
para topo.
Si tengo una cinta,
para pinta.
Si tengo una sardina,
para Nina.
Carta, moco,
cinta, sardina.
Marta, topo,
pinta, Nina.
A la de cuatro se termina:
1,2,3,4 ¡Sardina!

Espero que os guste.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Te esperaba.



Cómo sé que vuelves al trabajo, te esperaba.
Cómo sé que me miras, te esperaba.
Cómo sé que me oyes, te esperaba.
Cómo sé que me lees, te esperaba.
Cómo sé quien eres, te espero,
Mirando el mar.

martes, 4 de mayo de 2010

Miedo y dolor.




Siempre pensé que el miedo era una vacuna contra el dolor. Uno, por miedo, deja de hacer cosas para no sentir dolor. Yo he sido muy miedoso, pero he querido vivir sin miedo. Nunca quise que me condicionará la vida el temor. Así que, siempre que actué con miedo, lo llamé: prudencia. He sido muy prudente porque no soporto el dolor, pero no sólo el mio, tampoco soporto el dolor de los demás. No porque no entienda que los demás lo puedan tener, sino que no veo por qué la gente tiene que sufrir inútilmente. Hace muchos años, en el país en el que vivo, se causo un dolor enorme a mucha gente. Un pinchazo en el centro del corazón tan oculto, que muchos creíamos que ya no existía. El miedo (quizás la prudencia)lo había mantenido oculto. Ahora muchas personas quieren adormecer su dolor y dejar que aquellos que con su ausencia forzada, con su presencia perdida (lo que pudo haber sido y no fue), descansen donde puedan recordarlos y donde se les devuelva un mínimo de dignidad de la que se les quitó ¿Por qué es tan difícil esto? No lo entiendo.

lunes, 12 de abril de 2010

Patraña 3º

Mi mundo es mi cama. No la de otro, la mía. Al norte tengo las rejas de mi cabezal y tras ella un muro insondable. Al sur un enorme precipicio, una caída terrible que miro, cuando me atrevo, con mis ojos asustados. Al este y al oeste, el engaño: una posibilidad de salir de allí, mentirosa y falaz, que me invita a irme y dejarme llevar. Me gusta mi mundo no puedo dejarlo, cuando exploro bajo las sabanas encuentro nuevos espacios, nuevos habitats poblados seres que no me perciben. Siempre temo aplastarlos, por eso soy delicado con ellos. Pasó mi tiempo persiguiendo haces de luz y motas de polvo que se cuelan por las rendijas de mi nublada persiana. Pero lo que temo es mirar debajo. En lo oscuro sé que habita la verdad de algo horrible y, siendo cobarde, como soy, no puedo soportarlo. Mientras tanto juego y espero mirando mis mundos felices, sin escapar.

viernes, 9 de abril de 2010

Patraña 2ª

Hoy viaje a la Luna. Paseando por los pliegues de mi cama, escalando los bordes de la sabana me encontré con ella. Ahí estaba mirándome. No quise subir, ni andar por ella; se hubiera acabado mi sueño.

jueves, 8 de abril de 2010

Patraña 1ª

Hoy no pude dormir. Algo arrastraba sus patitas de un lado a otro en el suelo que estaba bajo mi cama. Me asome y vi un ratón que corría de un lado a otro como un poseso. "No puedo dormir" me dijo. 'Ni yo tampoco' pensé '¡Vaya, no soy el único que tiene preocupaciones!'. Bostece y un placidez absoluta me invadió. Cerré los ojos y descanse. 'Lo siento por el ratón'.

martes, 23 de febrero de 2010

citas 8ª

Extraigo está cita del libro de Sergio Pitol TRILOGÍA DE LA MEMORIA, un libro que es una biografía de viajes y lecturas. Un precioso libro que servirá a los que como yo, les gusta descubrir autores que aparecen en los libros leídos. El único problema es que con este libro, habría que dedicar una vida para leer tanto. Sentí mucha envidia cuando lo leí, me hubiera encantado leer, releer y anotar tanto sobre lo leído y lo por leer. Espero que disfrutéis de la cita (aunque es un poco larga):
  • "Dice y repite a quien lo quiere oír que no sólo vive para leer sino que lee para vivir. La lista de sus lecturas es descomunal, ecuménica y arbitraria, tanto en los géneros como en los estilos, las lenguas y las épocas. Se complace maniáticamente en hacer listas, de los autores, de sus títulos, de las veces que ha leído cada uno de los libros, de todo. Hay en eso, me imagino, un pequeño grano de locura. Lee y relee a toda hora, y apunta los detalles en enormes cuadernos. La lista de escritores más frecuentados, aquellos con quienes se siente como si estuviera en su casa, es la siguiente, en orden de mayor a menor: Antón Chejov, indiscutiblemente su autor favorito, podría leerlo cada día y en todo momento; conoce algunos de sus monólogos de memoria; es el autor más insondable de todos sus preferidos. Vislumbra que en la obra de ese ruso excepcional, bajo una aparente transparencia, se esconde un núcleo acorazado que lo convierte en el más oscuro, más lejano, más misterioso de todos los autores que ha leído. Los siguientes son por orden: Shakespeare, Nikoái Gogol, Benito Pérez Galdós, Alfonso Reyes, Henry James, Bertold Brecht, E.M. Foster, Virginis Woolf, Agatha Chistie, Thomas Mann, Jorge Luis Borges, Carlo Goldoni, George Bernard Shaw, Carlos pellicer, Luigi Pirandello, Witold Gombrowicz, Arthur Aschnitzler y Alexander Pushkin. Por supuesto, hay autores a quienes prefiere más que a los enlistados: Marcel Schwob, Juan Rulfo, MIguel de Cervantes, Tirso de Molina, Tolstói, Stehndal, Choderlos de Laclos, Laurence Sterne, pero por una u otra cosa, a aquellos los ha leído más. Desde luego, sería una locura preferir a Agatha Chirstie, que aparece en la lista de los más leídos, a Miguel de Cervantes, que no lo está. Y es evidente que Gustavo Esguerra, ¡al fin saltó el nombre!, a quien conozco bien, prefiere las obras teatrales de Lope, de Calderón, o de su predilecto Tirso de Molina a las de Goldoni, como también admira más a Hermann Broch o a Carlo Emilio Gadda que a varios de los enlistados. De la misma manera ha visto y leído Hamlet más que otras piezas de Shakespeare que prefiere como La Tempestad, Troilo y Crescia, Como gustéis, El rey Lear. Pero el destino, a saber por qué, lo dispuso así, y lo llevó a codearse más con unos que con quienes debería. Bueno, mi amigo Esguerra, Gustavo Esguerra, descubrió Hamlet a los doce años y lo siguieó frecuentando hasta hace unas cuantas horas antes de morir. Cada lectura añadía y eliminaba nuevos matices a las anteriores."
Una vida en libros y un destino que a veces nonos lleva por donde más nos gustaría.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Seco

Estoy seco. Seco e ideas, seco de ganas, ando secándome y no encuentro como cambiar. Dejo pasar, trabajo mucho y no hago nada. Estoy seco.