miércoles, 24 de noviembre de 2010

Citas 9º

Se trate de un hermoso poema sobre la muerte y el poder del recuerdo. Es de J.M. Caballero Bonald, del libro LAS HORAS MUERTAS (1959). Este está recogido de SOMOS EL TIEMPO QUE NO LLEVA, una especie de antología:

En la hora propicia, el solitario
recuenta su esperanza con la misma avidez
que el avariento sus monedas.
No se equivoca nunca la memoria
del que no puede preguntar. La noche
despojada, lo abolido del mundo,
penetran libres hasta el propio centro
del abandono, mientras van los días
gastando su caudal y la tiniebla
furtiva del ayer ronda el recinto
que ocupa la vida.
El solitario
espera aún, se vuelve hacia su propia
libertad despoblada. Los errores
limítrofes, las medianeras culpas
regresan a ser pasto del silencio.
Nadie le dice la palabra. Bajo
la despreciable paz, el tiempo mudo
brota como la flor de la codicia.

El solitario entonces acrecienta
su acopio de esperanzas, colma el yermo
claustro del corazón con su memoria.
Escrita está la cifra del indulto:
mengua su libertad aquel que olvida
que es propio recuerdo quien lo salva.

No hay comentarios: