martes, 8 de febrero de 2011

Una poesía por día. Día 9

Descansé 2 días, más nadie lo echó de menos.


ROMANCE DEL PRISIONERO.

Que por mayo era, por mayo
cuando los grandes calores,
cuando los enamorados
van a servir a sus amores,
sino yo, triste, mezquino,
que yago en estas prisiones,
que ni sé cuándo es de día
ni menos cuándo es de noche,
sino por una avecilla
que me cantaba al albor;
matómela un ballestero:
¡déle Dios mal galardón!

Romance Anonimo, recogido del libro CANCIONERO Y ROMANCERO ESPAÑOL. Seleccionado por Dámaso Alonso.

No hay comentarios: