miércoles, 26 de marzo de 2014

Poesía


Hoy, con está necesidad exhibicionista que tengo, voy a publicar una poesía/ocurrencia. Una poesía que se me ocurrió tomando el sol, que no esta trabajada y que me apetece publicar.


SOL DE PRIMAVERA.

Sentado.
Deleitándome con el paso del tiempo
con una rubia llena de espuma sobre la mesa
y el sonido crujiente en mi boca,
te veo a ti
guiñando los ojos
y sonriendo.
Los dos,
mientras el sol nos calienta,
atrapamos miles de palabras perdidas,
multitud de sonrisas,
en silencio.
Nos mecemos en un continuo vaivén
y sonreímos como tontos,
desplegando las primaverales hojas del periódico
sobre las piernas,
despojándonos de la aburrida ropa
para que la luz se pose sobre nosotros y nos acaricie,
diciéndonos:
"ya estoy aquí, volví de nuevo".


2 comentarios:

giovanni dijo...

El sol hace vivir. Linda poesía.
Un abrazo

jesus galera dijo...

El sol, por estas latitudes, es un anhelo en primavera y un estorbo en verano. Gracias por el comentario. Un abrazo